A ESTRADA Y RODEIRO CONTAGIADOS

13 de diciembre de 2020
Publicado en: La Voz de Galicia |

Los dos López: José y Luís, alcaldes de A Estrada y Rodeiro compartían mesa y mantel hace poco más de un mes en un popular restaurante de “las afueras” de Rodeiro; dicen de ellos que son dos de los populares “rurales” con más futuro. Dos tipos formados, modernos y cercanos… pero sobre todo razonablemente corteses y educados en el trato, capaces de escuchar y comunicar. Es posible que esa cita de octubre sirviese para que el de Terra de Montes le contara al de Terra de Camba lo importante de convencer y reaccionar con celeridad, para salir “con vida” de una crisis socio-sanitaria como la del COVID.

A Estrada ha sabido, con la siempre comprometida colaboración de los responsables de salud locales, marcar los teléfonos adecuados para movilizar recursos y hacer frente a las “olas” de la pandemia, sin demorar decisiones ni ampararse en subterfugios como comisiones o grupos de trabajo. Rodeiro ha sabido aplicar ahora la misma receta: ante un incremento considerable de casos, activar las pruebas colectivas para, además de poder tratar de forma precoz a infectados, conseguir reconocer, confinar y someter a seguimiento a positivos asintomáticos. Porque en ellos está la solución al “nudo gordiano” que plantea esta batalla: identificarlos y aislarlos. Es el primer paso para evitar que extiendan la enfermedad y con ello se alcancen altas tasas, como las registradas por Lalín en noviembre, y un largo período de alerta roja y restricciones.

Rodeiro consiguió, con celeridad, que se acordase la realización de un cribado PCR, que no es lo mismo que test serológicos o los de antígenos. Las PCR son las indicadas cuando se trata de hacer cribados para, especialmente, identificar asintomáticos. Como comentaban esta misma semana responsables sanitarios: “no podemos pretender sustituir las PCR por pruebas de antígenos que dan lugar a falsos negativos al no detectar asintomáticos. Los de antígenos no sirven como herramientas para poner fin a la cadena de trasmisión ya que las personas antes de desarrollar síntomas ya están contagiadas”. La adecuada elección de la prueba a realizar ha sido otro de los éxitos de ambos municipios, frente a ejemplos como Lalín que lo fiaron todo a test de antígenos cuando la curva ya empezaba a decaer, tras un largo período de alerta y altas restricciones, a pesar de ser conscientes que en un centro privado se habían registrado numerosos positivos.

Son muchas las diferencias y lecciones a extraer sin necesidad de salir de “las comarcas” ante la previsible “tercera ola” que se avecina, pero una de ellas es, que unos han sabido comunicar mientras que otros se limitan a informar. Los primeros ediles de A Estrada y Rodeiro se han contagiado (en segunda acepción del transitivo) de las buenas prácticas y de la agilidad en la toma de decisiones ¡Chapó!

 

@elpluralizable

Deja una respuesta