¡Cuidado que viene la orca!

En el Finisterre español, donde el “cuidado que viene el lobo” hace años que no se entona, se escucha ahora otra advertencia… pero ahora en boca de navegantes deportivos y de ocio, tripulantes de veleros de gran tamaño “vilmente atacados” por una manada de “ballenas asesinas”. Analizamos los comportamientos animales desde una perspectiva humana y sobre actuamos con hipotéticas medidas de urgencia como la posibilidad “prohibir” el tránsito de veleros entre el Golfo Ártabro y A Mariña.

“No hay precedentes” de este tipo de “interacciones” (¿en serio?), están jugando (¿verdad a medias?)… son algunos de los argumentos que adornan la información espectáculo. 4 aportaciones a la reflexión, en forma de enlaces:

La Orca o las orcas. Costumbres distintas requieren de habilidades distintas y entrenamientos distintos.

http://cronicasdefauna.blogspot.com/2020/01/la-orca-quien-es-el-asesino.html

Es más que posible que el grupo de “bandidas gallegas” sea el de Gibraltar, pez grande come (y sigue) al pequeño: sardina – atún – orca.

https://translate.google.com/translate?hl=es&sl=en&u=https://www.theguardian.com/environment/2020/sep/13/the-tale-of-the-killer-whales&prev=search&pto=aue

Muerden, golpean y hunden a ballenatos para luego comérselos, seguramente están aprendiendo para cuando el atún deje de estar a su alcance volver a otro tipo de alimentación. Y en la costa gallega cada día hay (también mas ballena) por la misma razón: siguen a los cardúmenes de pequeños peces.

https://francis.naukas.com/2011/01/20/las-ballenas-asesinas-de-ballenas/

Y no, no es cierto que esto sea algo nuevo.

https://www.atlasobscura.com/articles/whales-gang-fishermen-alaska

Si yo fuese orca es posible que las orzas y los timones de los veleros (poco ruidosos y de una velocidad razonable) fuesen toda una tentación para prepararme para la caza que vendrá. Le guste o no a los humanos. Y si las sardinas se acercan a Galicia y detrás los atunes que tan buenos están… pues habrá que acercarse a Galicia a pinchar algo y matar el tiempo practicando… o jugando.